Cachalotes

Otros de nuestros especialistas de las profundidades que también comparten, por lo general, el mismo “mantel” en su alimentación… los cefalópodos.

En nuestras aguas podemos observar los grandes Cachalotes, sobre todo a machos en dispersión y alimentación. Cetáceos que pueden llegar a los 18 metros de longitud y pesar hasta 60 toneladas.

El Cachalote es, al igual que los delfines, un “odontoceto” y posee dientes sólo en su mandíbula inferior. En la mar delatan su presencia con el característico chorro en diagonal ya que su único aventador lo tienen muy adelantado en la cabeza y en su lado izquierdo.

Otra de las características de esta especie es que cuando se sumerge a las profundidades sacan su gran aleta caudal.

En una temporada pasada tuvimos un maravilloso encuentro con cinco de estos gigantes marinos que descansaban plácidamente en la superficie del agua. Cuando llegamos a ellos respetando una distancia de seguridad de 100 metros, los Cachalotes se mostraron muy curiosos acercándose a nosotros y sacando fuera del agua su gran cabezón para mirarnos. Cabezón que mostraban visibles marcas de ventosas de sus “batallas” en las profundidades con los calamares gigantes de los que se alimentan.

Marca de ventosas en Cachalote
Marca de ventosas en Cachalote

No sabemos quienes disfrutamos más del otro, pero indudablemente es un avistamiento que lo recordaremos el resto de nuestras vidas.

Ver video de Cachalotes frente a Santurtzi en Youtube.

Scroll al inicio